Fashionalistas me invitó a escribir los textos para el desembarco de Aristocrazy en Murcia. Diez mujeres, elegidas por la marca como embajadoras de la marca en la ciudad fueron protagonistas de una campaña que llevaba por título “Jewels in the city“:
“¿Qué nos queda? Habla una voz pausada. Un ademán ágil, y el teléfono que suena, por última vez. Ha sido un día intenso. Sus palabras se cuelan por el móvil mientras su pulsera Aristocrazy  juega a deslizarse por la muñeca: arriba, abajo, parece divertirse: ¿Sabrá que es cómplice del atraco vespertino que estas mujeres van a cometer?
Es tiempo de Afterwork: Manos abajo, joyas arriba, que cualquier plan es bueno para acabar el día. Un par de mensajes cuadran el círculo de un plan improvisado -a ratos tranquilo, algunas noches interminable- siempre salpicado de risas y estilo.
Hay jaleo en la Plaza de las Flores.
Y también en el salón donde los niños intentan -sin éxito- prorrogar la retirada: ¿Vestido verde con joya vintage o conjunto blanco con un toque crazy? Tú estás guapa siempre, también los días que sabes camuflar el cansancio.
Yo también te quiero.  
“Aristos” -lo mejor- saca a pasear los restos del día. Ellas, que saben pulir el momento, visten la tarde de conversaciones y tapas: ¿Vino o cerveza? El ánimo enciende las noches de invierno, y llena de palabras la barra del lugar. El grupo de al lado se gira y admira sorprendido la elegancia de estas mujeres. Y sus joyas.  
¿Qué nos queda? En nuestro mundo loco siempre quedaremos nosotras, no lo dudes”.
Ellas eran Macarena Cañamás y Mari Muñoz, empresarias y madres. Inma RubioHelia y Vanessa, tres jóvenes emprendedoras que han hecho de la arquitectura una colección de tocados y del diseño un universo.Patricia Alejandra y Marta Dudda, bloggers y amantes del vintage y los viajes. Y Ángela OlivaresElisaMari Carmen Ortuño y Marta Menor, profesionales liberales que comparten su pasión por lamoda.
María Alemán y Juan José Martinéz se encargaron con mucho arte de la fotografía.
Más info, aquí